Guías diagnósticas propuestas para los trastornos de ansiedad y trastornos relacionados con el miedo en la CIE-11

Los trastornos de ansiedad y trastornos relacionados con el miedo son los trastornos mentales y del comportamiento más comunes en todo el mundo y están asociados con una discapacidad significativa, costos económicos y pérdidas en la calidad de vida. Estos trastornos también co-ocurren a menudo con otros trastornos mentales y condiciones de salud prevalentes. Desafortunadamente, y a pesar de la existencia de tratamientos altamente eficaces, estos trastornos a menudo no se identifican a tiempo, dando lugar a un sufrimiento innecesario. A la luz de estos hechos, una clasificación de la salud pública como la CIE-11 debe ayudar a los médicos a reconocer de manera eficaz y eficiente los trastornos de ansiedad y los trastornos relacionados con el miedo. Además, dado que la ansiedad es una reacción emocional normal que existe en un continuo, la clasificación debe proporcionar un medio fiable para diferenciar el trastorno de la normalidad. La propuesta de clasificación de la CIE-11 de los Trastornos de Ansiedad y relacionados con el Miedo se ha desarrollado teniendo estos principios en mente.

En la CIE-11, los trastornos de ansiedad y trastornos relacionados con el miedo que se manifiestan a lo largo de la vida se reúnen en una nueva agrupación. Bajo la CIE-10, la mayoría de los trastornos de ansiedad se encuentran en el grupo de los trastornos neuróticos, relacionados con el estrés y somatomorfos. La propuesta de la CIE-11 es reunir a todos los trastornos de ansiedad o miedo en esta nueva agrupación. Los trastornos de ansiedad por separación y el mutismo selectivo, que se clasifican en la CIE-10 en una sección separada en los trastornos de la infancia, también se incluyen en esta nueva agrupación. Cada trastorno en esta agrupación se define de acuerdo con sus características esenciales (es decir, requeridos) con un énfasis particular en el foco de aprehensión, es decir, el estímulo o situación que desencadena el miedo o la ansiedad. Debido a que la activación fisiológica y la evitación existen en todos los trastornos de ansiedad en diferentes grados, el foco de aprehensión proporciona la base más clara para la diferenciación diagnóstica.

Los Trastornos obsesivos-compulsivos y trastornos relacionados, y los asociados específicamente con el estrés, también se han colocado en agrupaciones distintas en la CIE-11, separados del grupo de los trastornos de ansiedad y trastornos relacionados con el miedo. Las guías diagnósticas propuestas en la CIE-11 para el diagnóstico reconocen elementos comunes entre todos estos grupos, entre ellos el hecho de que el miedo y la ansiedad son a menudo presentaciones de los síntomas de estos otros trastornos. Una guía práctica sobre cómo diferenciar los trastornos de ansiedad y trastornos relacionados con el miedo, y otros trastornos con síntomas superpuestos, se proporciona en las guías diagnósticas propuestas en la CIE-11. La CIE-11 también ofrece categorías de referencias cruzadas específicas en todas las agrupaciones, las cuales contribuirán a aumentar su utilidad clínica. Por ejemplo, la hipocondría (trastorno de ansiedad por enfermedad) es una condición que se caracteriza por el miedo ante la posibilidad de tener o padecer una enfermedad, progresiva o mortal, que amenace la vida, y se propone que sea clasificada en el grupo de la CIE-11 de los Trastornos obsesivos-compulsivos y relacionados, con base en varias líneas de evidencia científica. Sin embargo, la hipocondría tendrá referencias cruzadas en la agrupación de los trastornos de ansiedad y trastornos relacionados con el miedo.

Hay varios cambios adicionales importantes propuestos para la CIE-11 en la clasificación de los trastornos de ansiedad y trastornos relacionados con el miedo. En primer lugar, la agorafobia y el trastorno de pánico serán separados y distintos trastornos diagnosticables debido a la evidencia convincente de sus diferencias en curso, incidencia, distribución de género, y respuesta al tratamiento. En segundo lugar, las guías diagnósticas aclaran que los ataques de pánico pueden ocurrir en el contexto de otros trastornos de ansiedad y trastornos relacionados con el miedo, que son especialmente propensos a ser desencadenados por la exposición al estímulo o situación temida. En estos casos, no se justifica un diagnóstico independiente de trastorno de pánico. En lugar de ello, el calificador "con ataques de pánico" que se proporciona se puede aplicar cuando los ataques de pánico son parte de la presentación clínica del otro trastorno. En tercer lugar, las guías diagnósticas para el trastorno de ansiedad generalizada se han elaborado de una forma más completa, por lo que ya no es un diagnóstico de exclusión. El trastorno de ansiedad por separación puede ser diagnosticado en adultos bajo las guías diagnósticas propuestas. Además, los recuentos de síntomas no basados en evidencias o los umbrales de duración arbitrarios se han omitido de las guías diagnósticas de la CIE-11 con el fin de proporcionar una mayor flexibilidad para la variación cultural y el juicio clínico.

Las guías diagnósticas propuestas en la CIE-11 para los trastornos de ansiedad y trastornos relacionados con el miedo ya están disponibles para ser revisadas y comentadas por los miembros de la GCP.Network. Todos los comentarios recibidos serán considerados para la producción de la versión final de las guías diagnósticas de la CIE-11. Además, las guías propuestas están ahora siendo sometidas a pruebas de campo en varios idiomas a través de la GCP.Network, así como en entornos clínicos de todo el mundo.